11. nov., 2021

Trabajadoras del Hogar / No Discriminación.

Según el Convenio 189 de la OIT sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos, el trabajo doméstico se define como “el trabajo realizado en un hogar u hogares, o para los mismos”.
Por consiguiente, el trabajo doméstico se explica en función del lugar de trabajo, que en este caso es el hogar privado. En términos generales, las trabajadoras domésticas prestan cuidados a otras personas y realizan múltiples tareas para el mantenimiento del hogar.

El trabajo doméstico no remunerado y remunerado es central para la “sostenibilidad de la vida humana” y para el funcionamiento de los hogares, la economía y el conjunto de la sociedad. Tradicionalmente ha recaído en manos de las mujeres, a quienes la sociedad responsabiliza de llevar adelante las tareas del hogar y el cuidado de todas las personas, relegando en muchos casos sus proyectos personales, entre ellos, la posibilidad de acceder al mercado laboral.